JMiur [E]

Soy hijo de tantos padres que, aún hoy, pese a mi larga experiencia, me asombro frente a lo que considero una paradoja, mi completo equilibrio emocional.

Hace mucho que dejó de interesarme desenredar semejante madeja; no sabría decir si fue cuando ya no pude avanzar mucho más o cuando me di cuenta que, aún cuando llegara a una conclusión razonable, no lograría calmar mi sed ni sería feliz, si es que tal cosa pudiera ser posible.

La cultura del spaghetti

continuar leyendo

6 comentarios:

CaTa  

Demás está decir que el relato me parece sorprendente, buenísimo, con ese final inesperado queda perfecto, no me lo esperaba la verdad. Me quedo con preguntas como el libro-narrador, por qué esa separación del poder con la sensibilidad que da el amor. Por qué los hombres , algunos para no generalizar, tienen que construir caretas para mostrar sus sentimientos , su magia, su humanidad...:D

Responder
JMiur  

Gracias por el comentario y por el mail, Cata :)

Tus preguntas no parece que puedan responderse pero, no cabe duda que es así.

Responder
Renton  

Coincido con Cata, cuando te esperas un final, zas! te pegas un porrazo.

No sé si lo que yo siento es amor por ella, pero ella lo merece todo, se merece ser feliz, se merece a Juan, quienquiera que sea

Una vez discutí en un blog, y tomando la vida de Soren Kierkegaard como ejemplo vivo, que la mayor prueba de Amor es renunciar a nuestra/o amada/o.

Sigo pensando lo mismo, e imagino que tú también.

De todos los textos que has escritos, éste es el que me resulta más extraño, y es raro porque es el que tiene uno de los contextos más realistas de los que has descrito jamás...

Cata:
Por qué los hombres tienen que construir caretas para mostrar sus sentimientos , su magia, su humanidad...

Es cultural, a muchos hombres -a algunos para no generalizar, :D- se les enseña desde niños aquello de Los hombres no lloran, ya sabes.
Toda una estupidez.

Responder
JMiur  

Sí, Renton, esa es la idea, el sacrificio como máxima expresión de amor.

Es un cuento raro. Estuvo dando vueltas muchos meses y nunca me pareció interesante; ayer, lo leí otra vez y te confieso que me gustó, algo que no me pasa muy seguido.

Es cierto también que lo de las caretas y ocultar es cultural y no es sencillo eludir esa carga ni escaparse de la presión.

Responder
Renton  

esa es la idea, el sacrificio como máxima expresión de amor

Exacto, eso es lo que estuve intentando explicar durante muuuuchas semanas... y nadie se posicionó a mi lado, todo el mundo lo veía como derrotismo y falso amor.

lo de las caretas y ocultar es cultural y no es sencillo eludir esa carga ni escaparse de la presión

En relación a esto, por aquí hay una cosa que me jode soberanamente.

Después de llevar décadas batallando por eliminar todo vestigio de machismo en la educación que la gente joven hemos tenido, vienen algunas mujeres que pierden el culo detrás de tíos tipo trogloditas Porque son muy machos...

Ver para creer...

:|

Responder
JMiur  

No parece una idea demasiado descabellada y mucho menos, derrotista ¿Acaso no se acepta como algo natural el sacrifico de los padres por sus hijos?

De cualquier manera, cuando te sientas incomprendido, amigo, vente por aquí. Tampoco entendemos pero somos discretos y no te lo decimos :D

Ah, y lo de las mujeres es cierto pero la presión cultural también las afecta. Digamos que, la revolución feminista aún tiene a muchas de ellas navegando entre dos aguas. Imagino que es sólo cuestión de tiempo.

Responder

¿Quiere dejar un comentario?

recuerde que los comentarios están siendo moderados y serán publicados a la brevedad ...

Todos los archivos y demos alojados en Fileden han sido redireccionados y deberían estar funcionando correctamente.
De todos modos, también puede accederse a ellos a través de SkyDrive

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Si le gusta ir a lo seguro utilice este botón para abrir los comentarios en una ventana modal en esta misma pagina.

Si añora tiempos idos, use este enlace para agregar un comentario al viejo estilo ...

 
CERRAR