JMiur [E]

No suelo mirar los Clips de la Web que aparecen en GMail por encima de los mensajes recibidos y que muestran titulares de noticias. Sí, he leido el post de Gem@ donde muestra una forma de personalizarlo utilizando los feeds para incluir blogs de Blogger pero ... nunca lo hice verguenza

Vaya uno a saber por qué, hoy se me ocurrió hacer click en uno de ellos que me llevó hasta Webalia y a un artículo llamado Ayer y Hoy.

Sólo tres ejemplos:

Fran y Marcos se reparten unos puñetazos después de clase.

Año 1977: Los compañeros los animan, Marcos gana. Se dan las manos y terminan siendo colegas en los billares.

Año 2007: La escuela se cierra, Tele cinco proclama el mes antiviolencia escolar, el periódico 20 minutos titula a cinco columnas el asunto y Antena 3 aposta de nuevo a Matías Prats en pleno temporal frente a la puerta del colegio para presentar el telediario.

Jaime no para quieto en clase. Interrumpe y molesta a los compañeros.

Año 1977: Mandan a Jaime a ver al director y éste le echa una buena bronca. Vuelve a clase, se sienta en silencio y no vuelve a interrumpir más.

Año 2007: Se le administran a Jaime grandes dosis de Ritalin. Se transforma en un Zombi. La escuela recibe una subvención por tener un discapacitado.

Juan se cae mientras echaba una carrera y se araña en la rodilla. Su profesora, María, se lo encuentra llorando al borde del camino. María lo abraza para confortarlo.

Año 1977: Al poco rato, Juan se siente mejor y sigue jugando.

Año 2007: María es acusada de perversión de menores y se va al paro. Se enfrenta a tres años de cárcel. Juan se pasa cinco años de terapia en terapia. Sus padres demandan al colegio por negligencia y a la profesora por trauma emocional, ganando ambos juicios. María, en paro y endeudada, se suicida tirándose de un edificio.
Cuando aterriza, lo hace encima de un coche y también rompe una maceta. El dueño del coche y el dueño de la planta demandan a los herederos de María por destrucción de la propiedad. Ganan.
Tele cinco y Antena 3 producen juntos la película y definitivamente el plató de los informativos ya queda emplazado en medio de la calle.

Fue entonces que me acordé que, a raiz de un post anterior, recibí varios PPS que hablaban de las mismas cosas, comparando el ayer y el hoy. De todos ellos, el que más me había llamado la atención me lo había mandado jpgs de Bloghotpoint:

Si viviste de chico en los años 60, o 70 ... ¿Cómo hiciste para sobrevivir? Acaso sos una persona sobrenatural, o sencillamente sos todopoderoso. Aquí vas a ver las cosas peligrosas que tuvimos que pasar para llegar al siglo XXI. Realmente si uno lo piensa, se da cuenta que es un verdadero milagro seguir viviendo.
  • Tomábamos agua de la manguera del jardín o de la llave del colegio y no de una botella de agua mineral.
  • Andábamos en autos que no tenían cinturón de seguridad ni bolsas de aire. Ir en la parte de atrás de una camioneta era un paseo especial y todavía lo recordamos.
  • Nuestras cunas estaban pintadas con brillantes colores de pintura a base de plomo.
  • Cuando andábamos en bicicleta no usábamos casco
  • Pasábamos horas y horas construyendo carritos de chatarra y los que tenían suerte de tener calles inclinadas, los echaban a rodar calle abajo y, en la mitad, se acordaban que no tenían frenos. Después de varios choques con los postes aprendíamos a resolver el problema.
  • Salíamos a jugar con la única condición de regresar antes del anochecer.
  • El colegio duraba hasta el mediodía y llegábamos a casa a almorzar.
  • No teníamos celular… así que nadie podía ubicarnos ...
  • Nos cortábamos, nos quebrábamos un hueso, perdíamos un diente, pero nunca hubo demanda por estos accidentes. Nadie tenía la culpa sino nosotros mismos.
  • Comíamos pan con manteca y dulce, tomábamos bebidas con azúcar y nunca teníamos sobrepeso.
  • Compartíamos una bebida entre cuatro, tomando de la misma botella y nadie se moría por eso.
  • No teníamos Playstation, Nintendo 64, X-Boxes, juegos de video, 99 canales de televisión en cable, videograbadoras, sonido surround, celulares personales, computadoras, fax y mucho menos internet. Solo teníamos AMIGOS.
  • Ahí afuera, en el mundo cruel, sin guardián ¿cómo lo hacíamos?
  • Salíamos, nos subíamos a la bicicleta o caminábamos a la casa del vecino, tocábamos el timbre, o sencillamente entrábamos sin golpear y allí estaba nuestro amigo y salíamos a jugar.
  • Jugábamos con una pelota de plástico, que comprábamos a medias. Formábamos dos equipos y no todos llegaban a ser elegidos pero no nos agarraba ningún trauma.
  • Algunos estudiantes no éramos tan brillantes como otros y cuando perdías un año, lo repetías. Nadie te mandaba al psicólogo, nadie tenía dislexia, simplemente repetías y tenías una segunda oportunidad.
  • Si en una fiesta (que era en alguna casa) te emborrachabas, tus amigos te dejaban en la puerta de tu casa, tocaban el timbre y salían corriendo.
  • Si por casualidad cometías alguna tontería y terminabas preso, llegaba tu viejo y te molía a palo Nadie de Derechos Humanos presentaba un recurso de amparo en tu favor y los canas se mataban de risa.
  • Cuando tus padres te retaban por alguna cosa, no los demandabas por violencia intra-familiar; sencillamente te quedabas callado y pensabas “que macana me mandé”.
  • Teníamos libertad, fracasos, éxitos y aprendimos a manejarlos.
Seguro que dirán que éramos aburridos, pero ... éramos felices.

7 comentarios:

Claudio - Poca Tinta  

Es lo mejor que he leído en mucho tiempo, siento la nostalgia de armar mis cometas, hacer mis juguetes, pintar y sacar punta a mi trompo. Veo a mis sobrinos y no saben nada de eso, se vuelven violentos con sus juegos de vídeo, no saben jugar a las canicas.

Por mas que intento enseñarles me ven como un dinosaurio, me verán como yo veía a mi padre al ver sus fotos de joven en blanco y negro... pero aprendí a jugar con él, "eramos cómplices de juegos y no rivales en un juego de vídeo".

Felicidades amigo por haber sido feliz de niño como yo, y compartirlo.

Responder
Gem@  

Que cierta es esa frase de "No es más rico quien más tiene sino quien menos necesita..."
Yo también fui feliz :)

Responder
JMiur  

Probablemente éramos aburridos pero .. no nos aburríamos :D

Responder
Juanma133  

de hecho yo tengo apenas 17 años pero tambien tuve la oportunidad de hacer todas esas cosas tal vez por carencia economica, no era pobre pero tampoco tenia la posibilidad de tener cable satelital ni mucho menos una computadora hasta que la situacion economica de mi familia mejoro pero recuerdo que tenia 12 años y jugabamos al futbol nos hechabamos a dormir la siesta en la plaza jugabamos a las bolitas (canicas) a las escondidas a las atrapaditas, nos tirabamos bombuchasos en epoca de verano andabamos en vici haciamos nuestro propio carrito (Vivo en una calle en bajada:D y es verdad siempre nos olvidabamos de los frenos XD) bue a lo que voy es que no es necesario remontarse hace 30 40 años atras yo soy de la generacion del 90 y les aseguro que vivi realmente todo lo que dice ese post fui feliz soy feliz y espero no cambiar por que es cierto es algo perdido pero no en todos lados y espero transmitirlo a mis hijos nietos y viznietos si puedo claro

Responder
JMiur  

Tenés razón juanma, no es cuestión de edades :)

También es cierto es que cinco años en este mundo acelerado es una eternidad y las cosas cambian tan rápido que parece que siempre estamos extrañando algo :D

Responder
Gem@  

Después de leer el comentario de Juanma sigo pensando que la madurez tampoco tiene nada que ver con la edad ;)

Responder
JMiur  

Absolutamente cierto, Gem@ :)

Responder

¿Quiere dejar un comentario?

recuerde que los comentarios están siendo moderados y serán publicados a la brevedad ...

Todos los archivos y demos alojados en Fileden han sido redireccionados y deberían estar funcionando correctamente.
De todos modos, también puede accederse a ellos a través de SkyDrive

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Si le gusta ir a lo seguro utilice este botón para abrir los comentarios en una ventana modal en esta misma pagina.

Si añora tiempos idos, use este enlace para agregar un comentario al viejo estilo ...

 
CERRAR