JMiur [E]

Hace unos días, alguien me preguntó, ¿cómo hacer un blog? No supe qué contestar, no tengo la menor idea.

Cada dos por tres aparecen consejos sobre lo que se debe hacer y sobre lo que no se debe hacer, algunos son obvios, casi de sentido común, otros son discutibles, otros, absolutamente falsos.

Lo primero que yo haría no es pensar cómo hacerlo sino para qué. Desde ese punto de vista hay un par de cosas por las que NO debería hacerlo simplemente porque son inútiles: por dinero, fama o reconocimiento. Olvídenlo. Cualquier otra razón es válida. Al fin de cuentas, los blogs son un medio de comunicación y su único fin es la comunicación. Una comunicación abierta con nadie en particular, algo parecido a ponerse a hablar frente al espejo. Un monólogo conversado.

Si pretendemos iniciar un blog y queremos que haya una respuesta, nos equivocamos. Por ese motivo es que la mayoría no dura más de tres meses; se cansan de esperar. Se equivocaron. No tuvieron paciencia. Eventualmente, alguien contesta. Un blog es un acto de generosidad para con uno mismo, se da, sin esperar nada a cambio. Por puro placer.

Una vez que se empezó, hay demasiadas variables como para que alguien pueda hacer una lista de "claves", todo es demasiado personal, demasiado subjetivo. Personalmente, si veo un artículo que se titule "Cómo tener un blog exitoso", huyo despavorido, tan rápido como lo hago de los libros que me enseñan a ser feliz en 24 horas.

Por supuesto que hay ciertas reglas relativamente lógicas, pero son pocas:
  • Mencionar las fuentes y referencias
  • Contestar las preguntas y los comentarios
  • Utilizar la publicidad con en forma moderada
  • Corregir
Lo básico es simple: escribir sin pensar en publicar, hacerlo sólo porque se me ocurre o porque algo me llama la atención o porque se me da la gana. La mejor forma de mantener un blog es no pensar en mantener el blog.

Dicen los que dicen que saben que debe postearse regularmente. Es más, dan cifras: al menos 5 posts por semana, o todos los días, o todos los días menos los fines de semana, pero no muchos, pero no muy largos ni demasiado cortos. "Mejor por la mañana, cuando más gente empieza a revisar sus subscripciones" ¿en qué parte del mundo"? La palabra clave es regularidad pero el tiempo lo dispone cada uno, como pueda.

Algunos van un poco más allá y pasan de los consejos a los sermones: "si no tienes nada nuevo que decir, mejor cállate", "atrévete a ser diferente", "se creativo", "desarrolla un concepto único", "escribe con pasión", "se personal", "usa tu sentido del humor". Sería más fácil ganarse la lotería. Todo es maravilloso pero imposible. En todo caso, podrá ser una meta pero no una restricción. Si alguien lo consigue hurra, sino, adelante, la única manera de perder en este juego es no jugar.

Eso si, sería deseable que no todo quede reducido al copipasteado, que siempre se agregara algo personal, aunque sea una tontería, un comentario, una oración.

"Diferénciate", dicen. "Si te fijas los blogs más populares tienen detalles en el aspecto de sus entradas que los diferencian del resto o lo caracterizan". Eso no es cierto, algunos de los blogs más leidos son gráficamente neutros y su contenido es "aburrido" y otros donde no entra nadie son espectaculares. Como en cualquier orden de la vida, no hay recetas.

En realidad, tendría que haber empezado al revés y decir lo que, a mi juicio, no debería hacerse en un blog:
  • rogar por enlaces (linkeame que te linkeo)
  • tener muchos enlaces rotos (uno que otro es inevitable)
  • abusar de la mala ortografía (una cosa es un error de tipeo y otra una burrada)
  • tener enlaces a sitios de dudoso contenido
  • participar en conversaciones agresivas con los comentaristas
  • hacerse propaganda a uno mismo
¿Esto sirve para algo?, en absoluto, tampoco lo pretendía, es que, cuanto más consejos oigo, menos consejos escucho.

Por ahí, en uno de los tantos artículos sobre el tema, un visitante dejo el siguiente comentario:

"Mi blog no cumple ninguno de los puntos que señalas, pero a mí me gusta… ¿qué le vamos a hacer? …"

Yo me pongo de pie, me saco el sombrero y lo aplaudo.

12 comentarios:

Pepiche  

Muy bueno el post,jmiur,todo lo qué dijiste es verdad amigo,te felicito!.

Un gran abrazo!.

Responder
sin miedo  

Lo has clavado jmiur, la mayoria de blogs que a los dos meses los cierran es por el "sindrome del comentario", esperan un feedback con otra persona cuando en realidad deberían esperarlo con ellos mismos.

Responder
JMiur  

Me alegra que entendieran la idea.

Por ahí leí algo así como:
... muchas visitas no significa muchos lectores
y
... pocos comentarios no significa que no te lean

Con todo el esfuerzo que significa llevar un blog adelante, si no lo hacemos sólo por placer ¿para qué lo hacemos?

Responder
Nico  

Excelente artículo. Te pasaste.

Responder
delarge2001  

muy bueno JMiur, me he sentido identificado con eso de huir de los "decalogos de leyes"... tener un blog es tener una cosa viva, y si pretendemos ajustar algo vivo a unas normas que unos dicen que han dicho por ahí que los que saben hacen esto y lo otro... malament vamos

Responder
JMiur  

¡Qué bueno eso de "cosa viva"! y lo vivo siempre es inclasificable. El día que den recetas para "aprender a vivir", renuncio.

Responder
Junio  

Nadie me "linkea", nadie me deja ni un fonema de comentario... paso olímpicamente de configurar "bien" los marcadores sociales... paso de insertar publicidad de Google ni de nadie... ¡pero lo paso pipa!: porque me encanta eso de comprobar que soy capaz de remedar todos los hacks habidos y por haber... que sin tener repajolera idea de informática-soy abogado-llevo siglos, en mi trabajo y fuera de él, arreglándomelas yo solita.

Qué demonios... si es que ésto de los blogs me ha subido el ego a la séptima nube... ya tengo suficiente "recompensa! ;)
(Baja, "Modesto", que sube Junio, jajjaaaa)

Responder
JMiur  

Esa es la idea, Junio, pasarla bien :)

Responder
Lucía  

Me ha encantado la última reflexión.
Yo reconozco que me hace mucha ilusión encontrar comentarios en las cosas que posteo, pero es verdad que debemos hacerlo por nosotros mismos como todo en la vida.

Responder
JMiur  

Claro, Lucía, a mi también me gusta, me halaga, me pone bien. Somos humanos. Nos gusta que nos mimen :$ ... pero no se lo digas a nadie.

Responder
Analia Alvado  

No sé como llegué hasta aquí, lo cierto es que en el remate final de tu entrada, yo lloré… también me pongo de pie, me saco el sombrero y los aplaudo.

GRACIAS, me llevo tu “Pero a mi me gusta” junto con mis emocionadas lagrimitas a mi cueva.

Buen fin de semana.

Responder
JMiur  

Gracias, Analía. Es verdad, es una excelente definición y para sacarse el sombrero, una y otra vez :D

Responder

¿Quiere dejar un comentario?

recuerde que los comentarios están siendo moderados y serán publicados a la brevedad ...

Todos los archivos y demos alojados en Fileden han sido redireccionados y deberían estar funcionando correctamente.
De todos modos, también puede accederse a ellos a través de SkyDrive

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Si le gusta ir a lo seguro utilice este botón para abrir los comentarios en una ventana modal en esta misma pagina.

Si añora tiempos idos, use este enlace para agregar un comentario al viejo estilo ...

 
CERRAR