JMiur [E]

Toda su vida, el señor Obdulio había ambicionado una bufanda verde y ahora, después de tantos años de sacrificada espera, estaba a punto de conseguirla. Con ese paso tranquilo y a la vez rápido que lo caracterizaba, entró en el negocio de la esquina de su casa.

— Buenos días, señor — lo saludó cortésmente el empleado — ¿en qué puedo servirlo?

— Mire — hizo un gesto en torno al cuello — yo quisiera una bufanda verde.

La cultura del spaghetti

continuar leyendo

5 comentarios:

Salón de sol  

Te regalo una verde manzana.
Bikos verde limón, jeje!

Responder
JMiur  

Muy bueno, seguramente el Señor Obdulio quedará muy agradecido :)

Responder
CaTa  

Muy bueno el cuento.
Este señor Obdulio es como la representación de la búsqueda del ensueño. Son como esos sueños que uno persigue tratando de alcanzarlos, pero que , a cada paso que das, te desvías por las seducciones del momento.
Finalmente nunca llegas a alcanzarlo, y en el camino te llenaste de bufandas,canas, una abultada barriga,o se te cayó el pelo, una deuda hipotecaria y te encuentras como el señor este, Obdulio, atrapado en cosas que nunca quisiste elegir, manipulado por los vendedores de ilusiones y sin lograr tener tu bufanda verde.


uhmm...me habré puesto un pokito dramática? muyyyyyyyyy weno el cuentooo, como siempre!! Hurras, y Hurras! :D

Responder
genbx 21  

muy buen cuento ehh

¿Me pregunto cuando el señor obdulio encontrara su bufanda verde?

Responder
JMiur  

Tal vez nunca, tal vez, como dice Cata, está atrapado entre las cosas que nunca quiso :)

Responder

¿Quiere dejar un comentario?

recuerde que los comentarios están siendo moderados y serán publicados a la brevedad ...

Todos los archivos y demos alojados en Fileden han sido redireccionados y deberían estar funcionando correctamente.
De todos modos, también puede accederse a ellos a través de SkyDrive

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Si le gusta ir a lo seguro utilice este botón para abrir los comentarios en una ventana modal en esta misma pagina.

Si añora tiempos idos, use este enlace para agregar un comentario al viejo estilo ...

 
CERRAR